Hola - Hello - Salve - Bonjour

K'MOON COMUNICACIÓN Tu Agencia de Comunicación Integral

K'Moon Comunicación Blog
Portada Post

Bea Jarrín

Perder el miedo al botox

Categorías:

Belleza, Lifestyle, Noticias, Salud, Tendencias

Fecha:

Hoy he querido adentrarme en un apartado de la belleza y la medicina estética, que pese al considerable aumento de tratamientos en este sector, aún sigue despertando temores y teniendo detractores, la toxina botulínica, o botulina, comúnmente conocida como “EL BOTOX”.  

El culto a la belleza y la tan humana inercia a frenar las señales físicas del paso del tiempo, han llevado a normalizar los cuidados estéticos 
Quien más y quien menos se cuida sin esconderse y se vale de dietas y ejercicio. Nos lanzamos, sin reparos, a probar productos, sustitutivos de comidas, complementos alimenticios y nos entregamos a nuevas modalidades más efectivas y rápidas, como la electro-estimulación  
Si nos gusta cuidarnos, hacemos dietas etc… ¿por qué seguimos mostrando ciertos reparos frente a los avances médico-estéticos?.
 
Personalmente siempre he considerado que todo en la medida justa y controlada es positivo y si hablamos de mejoras en nuestro físico e imagen, siempre poniéndonos en manos de profesionales, es bueno.
En la estética es fundamental ser responsable, coherente y dirigirnos a especialistas titulados y cuya ética profesional sea indiscutible.
Estar y encontrarse mejor es maravilloso, pero sin perder nunca nuestra naturaleza, porque la belleza también radica en cómo somos cada cual, nuestra expresividad, rasgos faciales, etc… 

Yo he de confesar, que tenía un respeto al BOTOX considerable, había visto algún resultado de este tratamiento, que me parecía bastante artificial, pero claro! como en tantas otras cosas, depende de las manos en las que nos pongamos, la dosis correcta y frecuencia del tratamiento. Así que decidí acudir a mi amiga y guardián de mi belleza, la doctora Ana Revuelta, www.doctorarevuelta.com , para conocer a fondo este tratamiento.



El uso de la toxina botulínica fue aprobado hace ya 25 años por la FDA (Food And Drug Administration) en EEUU y como un medicamento destinado al tratamiento de desórdenes musculares en los ojos, el estrabismo y el blefaroespasmo.
El resultado cosmético de esta toxina fue descubierto accidentalmente por un oftalmólogo mientras trabajaba con el producto, descubriendo que desaparecían arrugas alrededor de los ojos. En un principio no se entendían muy bien los efectos cosméticos de la toxina y el laboratorio Allergan decidió iniciar un proyecto científico, con médicos expertos, para analizar, estudiar y valorar el comportamiento muscular y buscar una eficacia en la aplicación. El objetivo era “alcanzar un aspecto liso, brillante, natural, sin cambiar la expresión del paciente y sin efectos colaterales”, así lo explica el Dr. Giovanni Bojanini, médico dermatólogo y pionero en la aplicación de la Toxina Botulínica Tipo A con fines estéticos.

El BOTOX ó toxina botulínica, es la mejor herramienta, que existe a día de hoy, para tratar el tercio superior facial (frente, entrecejo y las famosas “patas de gallo”) sin necesidad de pasar por quirófano.

    
Estas arrugas y otras tantas de nuestro rostro, se deben a la gesticulación excesiva y la constante actividad de los múltiples músculos que tenemos en la cara, a la pérdida de colágeno, a hábitos como el tabaco o el inevitable daño de agentes externos como el clima. El BOTOX simplemente controla esos músculos frenando, en cierto modo, su actividad para que los movimientos sean más tenues y con ello se tense la superficie facial y el gesto sea más natural y “sereno”. Cómo su propio nombre indica estamos trabajando con una toxina, más concretamente una neurotoxina, que ha sido elaborada a partir de la bacteria clostridium botulinum y se trata de uno de los venenos más poderosos que existen, por eso debemos tener en cuenta que la aplicación de la misma debe ser realizada por un facultativo, que conozca a fondo el producto, la técnica adecuada, controle las dosis y por supuesto tenga estudiados los músculos faciales y su comportamiento. No es un producto de relleno, con lo cual no debe producirse un resultado artificial, ni dar lugar a “deformaciones”, sencillamente nos tenemos que encontrar con un resultado de buen aspecto, una cara bonita, sin arrugas o muy atenuadas y sin perder expresión natural y suave.
Los resultados son verdaderamente estupendos, al menos los que yo conozco de la mano de la doctora Revuelta, resultados que perduran entre 6 y 8 meses, en función de cada persona.
Además no solo es efectivo en cuanto a la estética se refiere, la toxina botulínica consigue excelentes resultados para tratar el bruxismo, un fenómeno que afecta a un 70% de la población y me incluyo en ese porcentaje 

Yo me estoy animando y prometo compartir la experiencia con vosotr@s, sé que lo hago estando en las mejores manos 
Si ya lo habéis probado espero vuestro testimonio y si tenéis preguntas, aquí estoy, junto a la doctora, para resolverlas y hacerlo siempre con el conocimiento, la experiencia, la ética y la profesionalidad de esta facultativa.

Besos de luna 
Bea Jarrín

Beatriz Jarrín

Presentadora de TV y radio a la que avalan sus más de 16 años de experiencia. Imagen y embajadora de varias firmas, es una apasionada por la moda cuya clase y estilo no pasan desapercibidos

Beatriz Jarrín Lera
Presentadora, locutora, estilista... La Srta. Glamour